Ir al contenido principal

Entradas

Entrada destacada

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…
Entradas recientes

Formas de escapar a lo demasiado

Una de las primeras escenas, en el traslado a la pantalla de "Harry Potter y la Piedra Filosofal", es la de la carta de Hogwarts. El niño mago encontró el sobre lacrado entre la correspondencia que iba a entregar al Tío Vernon esa mañana, pero antes de poder siquiera agarrarla, el primo Dudley se la escamoteó, haciendo todo un escándalo, le resultaba demasiado extraño que el huerfanito recibiera correo. Después Vernon se encargaría de destruir esa carta, con el contenido que ya bien conocía por antecedentes familiares. Pero las lechuzas de la escuela son persistentes, y no abandonarían la misión hasta que Harry leyera el mensaje de la dirección. Así que los plumíferos empezaron a amontonarse en torno de esa vivienda, en el número 4 de Privet Drive, después de meter cada uno su copia del sobre por donde cupiera.  Unos minutos después, resulta desesperante que el boludo de Harry no pueda agarrar una carta, sobre todo el domingo, cuando las lechuzas hicieron entrar una marea de …

Astronomía

El gobierno que tenemos está hecho de materia oscura, es un agujero negro, con tanta gravedad que nos quita hasta la luz.
 El gobierno que tuvimos reaparece cada tanto y rediseña las elipsis de todos los planetas existentes, los asteroides y la chatarra espacial que vaga por el espacio.
 El gobierno que tendremos va a necesitar de la fuerza de una supernova para dibujar de otra manera el orden cósmico, para desarreglar lo que quieren dejar así.

 En tanto, recién se fue Abril, no el mes, una chica. Las cosas están terribles por aquí abajo, para ella y para mí, para muchos, querido sol, Abril me contó de algunos de sus problemas, yo no le conté de los míos, porque era hora de que ella cuente, en estos días hago lo posible por escuchar. Pero hay que ver el coraje que tenemos para seguir adelante, para sonreír pese a que los astros están empeñados en armarnos coreografías horrendas.

 Estamos hechos del mismo material que formó el universo; soy Jorge, pero podría haber sido una mota de p…

17/10

Decirse católico es decir nada Yo lo fui, y estaba convencido de que el bien estaba en el catolicismo. Pero después conocí personas ateas con eso que yo consideraba “sensibilidad cristiana”, así como había conocido a gente con todo el rótulo de Católicos Apostólicos y Romanos que eran un canto a la hipocresía, terribles soretes que se persignaban y comulgaban todos los domingos. Cada uno se cuelga una cocarda, un gafete que supuestamente lo identifica Vegano, Marxista, Feminista, Monógamo, Melómano, Dipsómano, Misántropo, Hedonista, Guevarista, Ebanista, Evasor, Censor, Cuentapropísta, Licenciado en Comunicación, psiquiátrico, onanista, fisicoculturista, ascensorista, cartero, partera, abortera, carnívoro, frugívoro, heterosexual, papanatas, voluntarioso, haragán. Nos definen los actos, el todo, la suma de las acciones, la suma de las decisiones, incluyendo las equivocadas. Yo fui un borrego de izquierdas y gorila. Creía del peronismo que era una excusa que abarcaba demasiadas cosaspara ser…

Me chupan la pipeta

Carlos Fernando Arroyo es el peor intendente que ha tenido Mar del Plata, en toda su historia. Más, posiblemente sea el peor intendente que tiene o tuvo o pueda tener el país.
El viejo es todo lo que está mal.
Si yo hubiera sido un pésimo alcalde en el pasado, vendría a este presente para agradecerle a don Arroyo que nos haya subido la cotización a todos los que éramos los espantosos.
Pero tiene su público eh, hay que decirlo. Suele pasar que los gobernantes de mierda representen a una parte del pueblo igual o más mierda, y Mar del Plata tiene material humano de sobra para erigir mamotretos como Arroyo. No te digo, que tirás una piedra con los ojos cerrados y le das a un viejo choto que te putea en idioma racista.
La última del intendente rancio es la Tolerancia Cero, nada, nada, nada de alcohol al conducir. Ni perfumina, ni alcohol en gel, ni alconasta, NADA, ni para mojarse los labios.
El pensamiento mágico funciona así. Usted no es arroyista ni cambiemita, pero le hablan de Tolerancia …

Escenas de la vida jacobina

Desde la primera decapitación de la mañana, que fue la del Dr. Manes, en todas las canastas estamos dejando diarios o revistas. Porque el neurolingüista, ya puesto en el cepo, le dijo al verdugo que la cabeza sigue funcionando unos segundos después de cercenada, y si podían dejarle a él una revista Viva abierta en una entrevista que le hicieron. Después de consultarlo con el comité médico se le concedió, aunque desafortunadamente los ojos le quedaron mirando al cielo hasta el final, no pretendería que también lo acomodemos y le pongamos la gafas. Ahora un Página12 de los 90's está esperando a la cabeza de chancho de Lanata. Como algo se trabó del montante y además había que hacer otra limpieza del patíbulo, el gordo está hace como una hora acostado entre las patas de los técnicos. El ayudante del verdugo le pone en la boca un cigarrillo tras otro y Lanata usa los intervalos ora para hacer comentarios sarcásticos soltando el humo, ora para lloriquear y alegar ulteriormente una ino…

Te digo algo

El sentido de la vida se revela en un instante.  No en uno en particular, en uno cualquiera, lo que es decir en todos. Todos los instantes son pasibles de ser escogidos como el instante clave que devela el sentido de la vida. La vida no tiene otro sentido que la búsqueda de uno, la búsqueda constante, humana y tortuosa de un por qué para nuestra existencia. Cualquier camino te lleva, cuando no hay adónde ir, o cuando el único final, la única meta posible es la nada, la vuelta a la nada de la que arrancamos. Somos una nada devenida en pregunta, una pregunta que al ser respondida explota. Y sin embargo, ahí vamos, creyendo que hay un adelante y un atrás, que hay futuro, que hay pasado, que hay una respuesta que va explicarlo todo, una forma de vivir que es la correcta, un sistema hecho de bondad, un comportamiento adecuado, un sabor insuperable, un amor perfecto, un sueño eterno, un camino acertado. La felicidad está ahí, a nuestro lado, en cualquier segundo de cualquier día. No la busques eno…

No me arrepiento de este amor

Amo a Cristina. Amo a Cristina y la amo más cuanto más la odian, la amo en exacta proporción a lo incomprensible que les resulta mi amor, y el de tantos otros. Pero no pasa nada si hago otro intento por explicarlo.  Cristina encarna una manera de ver el país y su contexto, aunque no sea la única inventora de esas visiones. Encarna, dije. Resulta la encarnación de viejos anhelos, expresados -por ejemplo- en aquéllas asambleas populares de 2002, el año después del que se fue todo a la mierda. Quien haya estado en alguna plaza recordará alguna de las ideas que se nos ocurrían cuando creímos que se habían ido todos: revisar la deuda, asignación universal por hijo (derecho que reclamaba en 2001 el Frente Nacional contra la Pobreza), estímulo del consumo y de la producción nacional, juicio y castigo a los responsables de la dictadura cívico militar. Una brainstorm de necesidades obvias, toda vez que las ideas contrarias nos habían llevado al default, al trueque y a la miseria.
 Néstor pri…