Buscar este blog

miércoles, 19 de noviembre de 2014

El burdel de las almas promiscuas
que se huelen el culo como perros
que buscan su tal para cual

Se exhiben desnudos, los cuerpos de las almas,
se contonean
revolean lecturas y discos,
cogen las almas como perros
se abotonan y encadenan
en el borde del universo.

Después se visten y se van,
y aquí no ha pasado nada.
Pero se recuerdan cuando llueve,
aúllan se llaman cuando sale la luna.

1 comentario:

Anónimo dijo...

quiero ir ahí....