Ir al contenido principal

Viejo discurso del Sutrati

Corría el año mil novecientos noventa y pico. Convocado por la Asociación de Crotos Libres, encabezada en su anarquía moderada por el croto Pedro Ribeiro, diserté en dependencias de la Sociedad de Fomento "El Martillo"en mi carácter de Secretario General del SUTRATI, Sindicato Unificado de Trabajadores del Tiempo, acerca de la explotación a la que somos sometidos. Al cumplirse en algún momento un nuevo aniversario de aquella fecha incierta, reproduzco aquí algunos posibles tramos de mi discurso.

"Compañeros. En nombre del Sutrati quiero agradecer a (siguen dos o tres agradecimientos) por esta invitación. Una jarrita con agua habrá? (...)
Cuántas veces, mientras esperamos que nuestro hijo salga de la escuela o que abra por fin la bicicletería para preguntar un precio, nos decimos con un dejo de resignación mezclado con autosatisfacción por encontrarle una vuelta al infortunio de la espera, "bueno, hago tiempo un rato" con tal o cual cosa. Hacemos tiempo, vivimos haciendo tiempo. De modo que somos algo así como fabricantes de tiempo, operarios de una línea mundial de montaje de tiempo, lo producimos en grandes cantidades. Adónde va todo ese tiempo que hacemos mientras una voz desconocida nos reprende si es que acaso osamos perderlo? Piensen quién puede ser el beneficiario de mucho mucho tiempo fabricado por todos nosotros. Qué da de resultas del stock de tiempo, si ese stock se mantiene constante con una energía humana hasta ahora renovable. Por cierto, la eternidad.
Y somos nosotros eternos? Claro que no, obviamente no. Qué somos? Mhh? A ver por allá atrás... qué somos. No, crotos no, bah sí, acá somos crotos pero no es lo que pregunto. Qué somos nosotros si hay un ser inmortal, eterno que nos chupa el tiempo que producimos. Se los digo yo, lo voy a escribir acá. Habrá un marcador de pizarra que ande? No, este es indeleble (...) Somos mor-ta-les damas y caballeros. La plusvalía usurpada, nos despoja de tiempos extras, dejándonos con el tiempo estrictamente necesario para sobrevivir algunas décadas, mientras el gran burgués de los cielos llena sus blancos y enormes bolsillos de ganancias temporalesmientras nos postra a rezarle en su condición de benefactor, creador, diseñador gráfico del cielo y de la tierra. Una especie de (actualización 2009) Don Carlos que nos soba el lomo mientras él se va en un lujoso auto importado, hacia la eternidad que todos le concedemos.

(break coffe)
Bueno, resumiendo. Mi llamado entonces compañeros es a perder el tiempo, desperdiciar el propio y el ajeno hasta que se vacíen las arcas temporales del Banco Central del Universo. Cualquier cosa, jugar snake en el celular, mirar volar una bolsita de nylon, ver Tinelli, ese tipo de actividades improductivas (de tiempo). Una vez que muera el eterno, nos las compondremos para ir haciendo tiempo que nos quede a todos nosotros.
Muchas gracias.

Comentarios

Oscar ha dicho que…
Dos cosas le voy a comentar. Una, no se preocupe por el exceso de tiempo generado: hay gente que en lugar de hacerlo lo mata. Siempre me llamó la atención ese uso tan contradictorio de las palabras para la misma situación. Pero se lo dejo a un psicólogo...

Y la otra: lamento contarle que esa misma idea la plasmó hace como 50 ó 60 años en un libro maravilloso que se llama "El arte de perder el tiempo" un catalán llamado Noel Clarasó i Daudí. Se lo recomiendo vivamente. Yo lloré de risa.
la séptima ha dicho que…
Me gusta lo de ver volar bolsitas de nylon.

Entradas populares de este blog

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…

10 razones por las que enloquecimos con La Casa de Papel

EL SIGUIENTE ARTÍCULO PUEDE "SPOILEAR" UN POCO, YA QUE LO ESCRIBÍ HABIENDO VISTO LA SERIE COMPLETA. OTRO DÍA HABLAMOS DE CÓMO ESTÁ DE MAGNIFICADO ESE ASUNTO DE SPOILEAR.



Enloquecimos con La Casa de Papel, esta serie española producida para Antena3, que hace poco subiera Netflix (sólo una primera parte, a la segunda la tuvimos que buscar en los salvajes portales tipo series pepito) y que el fin de semana extralarge nos permitió ver maratónicamente.


La Casa de Papel narra como un grupo de atracadores, dirigidos desde afuera por un Profesor genio que lo previó (casi) todo, se adueña de la casa de la moneda española dentro de la cual se pone a imprimir sus propios euros, ganando tiempo con una serie de ardides a cuál más ingenioso, destinados todos a que de afuera crean que se trata de un simple asalto con rehenes para llevarse la plata que ya estaba. Hay más, el Profesor se enamora de la policía mediadora, con lo que casi se pudre toda la operación, pero al final no, etc. Vayan …

Hippies del orto

Proliferan. Están por todos lados. De cada grupo adonde manifiesto mi preocupación, salta un nuevo miembro, uno que me dice "bueno, yo también".
Son los neo-hippies (así los denominé yo mismo en un post; en este mismo). Personas de clase media que trafican "data" acerca de los maquiavélicos planes del sistema, y se van convenciendo de que hay ciertas formas de escapar. Van del veganismo a Linux, de la permacultura a no vacunar a sus hijos.

Pongamos algo en claro: a excepción del necio rechazo a la ciencia médica, muchos de sus planteos me parecen, en cierta medida, casi razonables.
Es cierto que el sistema-mundo-capitalista-opresor nos hace cosas malas. También es cierto que parte de esas maldades se corresponden al avance natural de nuestras formas de organización y de producción.

Porque que el hombre avance es natural. Antinatural sería que un cocodrilo haya diseñado facebook.

Elevan a la naturaleza a un grado mítico.

Ah, la madre naturaleza. Bien dijo en Los Si…