Buscar este blog

sábado, 29 de septiembre de 2007

Tetris


Tetris comparte raíz con tétrico. Tetris fue el juego estrella hace algunos tecnaños. Tétrico me resultó descubrir un parangón: las cosas caen de arriba, forzándome a acomodarlas a como dé lugar. Es un embole que el juego no consista en juntar cosas o apilarlas al tuntún para subir a algún lugar. No, llueven formas diversas y multicolores a las que hay que encajar con dos movimientos para formar una línea. Cada línea formada desaparece y uno puede quedarse más abajo. Pero a más líneas formadas, mas furiosa es la lluvia de objetos. Un prisma, dos cuadrados, una ele azul, otra amarilla. Caen y caen para bien o para mal. Una oportunidad de laburo, una cuenta impaga, el pasto que crece, la falta de azúcar, el llamado de un amigo, un ruido en el auto, el sol que sale y te empuja a la calle, un trámite en Anses. Pedazos de vida que aparecen juntos. Uno no puede dejar que caigan como caigan, debe estacionar cada cosa para no ser aplastado contra el techo, para no derramarse junto a los menesteres. Suena y suena una música con aires rusos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Ah...! Ahora, gracias a tu analogía, entiendo por qué mi vida es un completo caos.
Siempre fui pésima jugando Tetris, de la misma manera que soy pésima tratando de hacer encajar las cosas que se van sucediendo en la vida cotidiana.
Una entrada de lo más esclarecedora.
Salud y gozo,
GabyF

Roberto Sánchez dijo...

clapclapclap..simplemente

salud y buenos alimentos

Anónimo dijo...

Jorge tus sesudas elocubraciones, que son muy buenas, nunca obtienen mas de 1, 2, a lo mejor 4 comentarios. La foto de esa mina, practicamente a secas, tiene ¡6! en la primera noche
NADA MAS

Osvaldo

La candorosa dijo...

De puro terca y embromada, el Tetris no me hizo sombra. (?) Siempre, cada "formita" en su lugar, a tiempo para que el "game over" no me amenace y me raje.

Lo que está a mi alrededor, todo entiende donde debe ubicarse, salvo esas que seguirán dando vueltas buscando su espacio.
Trato de no preocuparme, las dejo buscar su lugar; casi todas son penas, dolores del alma viejos y nuevos... que seguro se habrán de ir, cuando pasen sus dueños a buscarlos...

Acá, le dejó un saludo


PD: por el post anterior, no malinterprete. Detesto a los señores en zunga, puaj.

Araña dijo...

Amo el tetris.. en todas sus variantes y con música rusa o no.. con tipito bailando o no

(No sabe Ud. las horas que me roba el desgraciado..)

Saludos