Ir al contenido principal

Pseudo disquisición de cierta pseudo izquierda extraviada y a la espera.

Me parece que para el peronista es un poco más fácil. Van a decir que no, que sufren, y van a pasearte por la carretera de la historia que arranca en 1955. Un montón de hitos que no niego, tan evidentes como el Holocausto. Ese reguero de desgracias y crímenes operan para el peronismo como la historia del pueblo judío sirve al estado de Israel. Se ha sufrido tanto, que el crédito es ilimitado. Qué me vas a hablar a mí de dictaduras, si la mayoría de los desaparecidos eran compañeros. Chito la boca.
 Igual pienso que si sos peronista es más fácil. El peronismo es la maquinaria del poder argentino, le puede ir mejor o peor, pero sin sus tetas no hay paraíso. Ahora esta haciendo la digestión como una enorme serpiente con un venado adentro. Es cuestión de esperar a que le vuelva el hambre. ¿Esperar también que se le den las condiciones propicias? Las condiciones propicias, son todas las condiciones posibles para su camino sinuoso. Izquierda, derecha, izquierda, derecha, siempre para adelante.
(Niego que comparar al peronismo con el estado israelí y con una boa constrictor sea un resurgimiento de mi gorilismo. Que la cuenten como quieran, pero si en mi vida he sido testigo de buenas acciones de gobierno, estas se dieron en la década anterior. ->Aclaración que hay que hacer para no ser expulsado de los feis opinadores del campo popular. >Igual es al repedo, para el peruca paladar negro uno jamás dejará de ser un goy advenedizo, un pseudo intelectual carente de fe, un extraño y un potencial traidor a sus ideas, que mañana pueden ser las contrarias, tomá, te lo dije)
¿Y los demás? Estamos viendo qué hacer, pero viendo nada más, esperando sin querer esperar. Los zurdos adjuntos estamos entre esperar la digestión jugando al piedra papel o tijera o ponernos a urdir otra trama, a riesgo de que el peronismo se despierte, se imponga de nuevo como única política real y nos mande al fondo de la lista a servirle café.
  El gran, grandísimo problema de la izquierda inorgánica, es que trae una tradición de golpearse el pecho a pura autocrítica. Sabe que no llega al votante medio porque su cosmovisión es desmesuradamente compleja y porque sus valores son de otro planeta. A eso se le suman las miles de cagadas que se ha mandado desde la Unión Popular para acá, pasando por el estalinismo, Isabelita, Videla etc. Así que es una muda asamblea de penitentes, autocondenada a reeducarse con manuales peronistas.
 Y el otro gran problema es que es una manada de ególatras no asumidos. Muchos quieren ser candidatos, pero está mal visto que lo digan, no sea cosa que los acusen de culto a la personalidad. Así que se acumulan reuniones adonde todo se interpreta y se reinterpreta hasta el bostezo, tratando de postergar el asuntito de quién se pone a la cabeza. Es como un grupo de autoayuda de homicidas, si en algún momento se pudre, se matan entre todos.

 Muerto indignamente el radicalismo, el peronismo con sus ruidos estomacales, el trotskismo conforme con su rol, nunca me pareció más evidente la necesidad de una nueva fuerza. Pero no sea cosa que la formemos y en serio vuelva Cristina montando un dragón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…

No me arrepiento de este amor

Amo a Cristina. Amo a Cristina y la amo más cuanto más la odian, la amo en exacta proporción a lo incomprensible que les resulta mi amor, y el de tantos otros. Pero no pasa nada si hago otro intento por explicarlo.  Cristina encarna una manera de ver el país y su contexto, aunque no sea la única inventora de esas visiones. Encarna, dije. Resulta la encarnación de viejos anhelos, expresados -por ejemplo- en aquéllas asambleas populares de 2002, el año después del que se fue todo a la mierda. Quien haya estado en alguna plaza recordará alguna de las ideas que se nos ocurrían cuando creímos que se habían ido todos: revisar la deuda, asignación universal por hijo (derecho que reclamaba en 2001 el Frente Nacional contra la Pobreza), estímulo del consumo y de la producción nacional, juicio y castigo a los responsables de la dictadura cívico militar. Una brainstorm de necesidades obvias, toda vez que las ideas contrarias nos habían llevado al default, al trueque y a la miseria.
 Néstor pri…

Me chupan la pipeta

Carlos Fernando Arroyo es el peor intendente que ha tenido Mar del Plata, en toda su historia. Más, posiblemente sea el peor intendente que tiene o tuvo o pueda tener el país.
El viejo es todo lo que está mal.
Si yo hubiera sido un pésimo alcalde en el pasado, vendría a este presente para agradecerle a don Arroyo que nos haya subido la cotización a todos los que éramos los espantosos.
Pero tiene su público eh, hay que decirlo. Suele pasar que los gobernantes de mierda representen a una parte del pueblo igual o más mierda, y Mar del Plata tiene material humano de sobra para erigir mamotretos como Arroyo. No te digo, que tirás una piedra con los ojos cerrados y le das a un viejo choto que te putea en idioma racista.
La última del intendente rancio es la Tolerancia Cero, nada, nada, nada de alcohol al conducir. Ni perfumina, ni alcohol en gel, ni alconasta, NADA, ni para mojarse los labios.
El pensamiento mágico funciona así. Usted no es arroyista ni cambiemita, pero le hablan de Tolerancia …