Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

TODO ES HISTORIA

Le cuento a la mocosa cómo eran los teléfonos de antes.
Le cuento que eran pocos los que tenían, y que los departamentos a la venta, si lo tenían, lo ponían en los avisos clasificados.
Le cuento que en casa cuando llegó dábamos saltos.
Y que dos por tres venía una vecina a preguntar si podía hacer una llamadita.
Y que mi mamá refunfuñaba en la cocina diciendo que era medido.
Que te comunicabas con una operadora y decías: quiero comunicarme con un abonado de Quemú Quemú. La señorita tomaba nota y la escuchabas discar. Cuando la atendían del otro lado, se la oía decir: "tiene una llamada de Mar del Plata, lo comunico".
Le cuento que en las fiestas había una espera como de 6 horas para hablar a Buenos Aires. Y cuando el pariente de allá descolgaba, era común que le ordene a otro que corra para hablar también, que era de larga distancia. Hablar, se hablaba a los gritos.

 Y que los teléfonos se "discaban". Porque no había botonera (esa sofisticación llegó avanzados los…