Buscar este blog

lunes, 1 de diciembre de 2014

Conozca el interior

Ahora estoy haciendo Reykjavik, una variante islandesa del reiki. No sabés que flash, no te lo puedo contar, lo tenés que vivir.

 Cuando alguna gente me anuncia que va de visita a su interior, me quedo preguntando qué tan lindo será. Sea cual sea la empresa que organiza su viaje, me pregunto qué tan lindo será el destino.





¿O es que todos los interiores son lindos, todo se pone maravilloso yéndose adentro de la fachada externa? Creo que hay algún bolazo en esta budeidad al alcance de todos.

Algunos viajes me suenan -a juzgar por el sitio de partida- como si dijeran: me voy de vacaciones a La Matanza, 7 días/ 8 noches de ensueño, conociendo los más bellos lugares de este paraíso del Gran Buenos Aires.

Pasala lindo, eh, después me contás. O no, después me pasás el dato así voy.

No hay comentarios: