Buscar este blog

viernes, 25 de julio de 2014

El caso Pichot




-"Es una genia...es una genia". Decilo y hacé el gesto de que es too much, que no hacen falta más pruebas y que se termina la discusión en su genialidad, que en buena medida te admito.
Decilo, así hablo después de ese remate.
 "Es una genia. Punto"
Listo. Ahora me toca a mí.
No voy a hablar de ella en realidad; para mí el tema es la "transgresión". En particular la transgresión por radio.

Dijo/dice por Nacional Rock, un ejemplo:
- "Lo miro a fulanito y el culo se me hace concha"
Lo dijo/dice por Nacional Rock, otro ejemplo:
- "...ese que te llena las tetas de leche".
A las seis de la tarde, ponele.
Ella es sólo un exponente de buena parte de la radio de los últimos tiempos. Cabito, la Negra... Hay muchos en Buenos Aires e imitaciones peores por todo el país.
Preocupados por si las mujeres entregan el culo.
Por saber si escupen o tragan.
Etcétera.
Aclaro que nada de lo que digan me genera rechazo per se. Ni soy un mojigato ni me fluye agua bendita por las venas.
Sólo relativizo el valor transgresor de las supuestas transgresiones.
Estoy podrido de los conductores de radio "espanta viejas". De los que buscan siempre el mismo efecto en los oyentes; que digan: "oh, no puede ser que estén hablando así por radio!". Oyentes que menean la cabeza y siguen fieles a los programas que ejercen esa dizque transgresión tan divertida.
Escuchar radio es un acto solitario, así se esté con otra gente. De modo que cada quien puede elegir con quién, con qué radio "estar". Es el derecho individual.
El problema es que, más allá de la relación que se da con el oyente individual, también existe el concepto de audiencia, relacionado con un colectivo que, o bien es el que está escuchando, o bien entra en el concepto de potencial audiencia. En esa potencial audiencia, hay más, aparte de oyentes que efectivamente oyen; hay niños y niñas, por ejemplo, contemplados (no por el capricho de un grupo de monjas al pedo) en el concepto de "protección al menor", que pueden escuchar sin querer hacerlo, sólo porque una circunstancia cualquiera los vinculó con esos aires radiales.
Qué onda? "Está todo bien, loco, los derechos individuales", me dirán. Laissez faire, dirán, laissez passer. El concepto liberal de la comunicación.
Como dije, me pregunto si es tan transgresora la supuesta transgresión. Qué es lo que se transgrede, además de lo que sí o lo que no en radio? Un concepto acerca de la sexualidad?
Mi respuesta: Ya se, pedazo de forro standapero, ya se que las mujeres se adueñan de su sexualidad tanto como históricamente hemos hecho los hombres, ya se que hay casi tantos géneros como psiquis. Qué más tenés? ¿Hay más que eso, o se terminó el mensaje después de decir "culo"?

Otro tanto los Tognettis, los Schultz, los Ragos. Quieren que se legalice la marihuana. Uhhhh, pero qué miedo tienen los conservadores! Uhhh que provocadores! Por supuesto que estoy de acuerdo, algún día los representantes en el Congreso se atreverán a saltear al estilo uruguayo el dogma norteamericano de la "lucha contra las drogas". Pero, ¿te sobran huevos (después de dejar entrever que le das al faso),  para investigar a fondo la conexión policial/política con los mercaderes de la droga ilegal? ¿Y para desnudar cómo los laboratorios compran a la medicina para que sea cada vez más pastillera? Transgresión, hermanito, sería que te animes a que se te vayan Bagó o Roche de la tanda. Pero no, sos un revolucionario módico, que habla con naturalidad del porro para dejar establecido que sos del palo.
Justo cuando creo que las tabacaleras deben estar a punto de acompañarte para poder envasar cannabis.

Lo que esconde la supuesta transgresión de las comunicaciones es la falta de pensamiento. El pensamiento en los medios es liviano y burgués. Marcha al ritmo del consumo de noticias (nota: las noticias son mercancías). Los livianos pensadores, como Malena, creen molestar, cuando en realidad son la sobri loquilla de las tías paquetas, la que las divierte, la que le pone pimienta al pensamiento dominante y hegemónico.
En suma: métanse su supuesta transgresión en el medio del ojete.
Transgredir sería decir lo que el sistema no está dispuesto a escuchar.
Transgresores serían los comunicadores que hagan buen uso del idioma.
Transgresores son los que entrevistan a las voces más silenciadas.
Transgresores son los que se animan a opinar algo diferente, algo que innove, que agregue un punto de vista al pensamiento de la masa.
Trangresor sería el que se anime a pedir que haya menos cárceles.
Transgresor es el que usa los medios para educar, para aportar una noción de algo, a una sociedad que no se caracteriza por su elevado nivel cultural.
Gracias.
Sigan con la programación habitual.



8 comentarios:

el bueno de mí dijo...

Sigo aquí amigo, aguantando el banderín de Sa Telmo. Ya habrá tiempos de trapos, ya vendrán.

Lucía Gorricho dijo...

Estoy de acuerdo Jorge! Me parecen interesantes los aportes que hacés para el manual a la transgresión en comunicación. Lo único que quiero agregar es que para mí, lo mejor de Pichot es Cualca. Es decir: es la decisión política de trabajar en equipo y desde ahí el desarrollo de contenidos, que a mi entender, van más allá de la leche y el porro. Hablan por ejemplo, de la violencia obstétrica, el acoso callejero y los modelos hegemónicos a la hora de formar parejas (entre otros temas que se podrían categorizar como de género). Me gustan esos contenidos y creo que aportan a la comunicación (es necesario a veces que nos pongamos de acuerdo en algunos puntos). Celebro a quiénes se animan a meter la cuchara a pesar de las censuras y los prejuicios. Un gusto leerte. Los blogs not dead.

pablo laborde dijo...

Jorge, firmaría tu nota casi íntegra. Casi me paro a aplaudir. Pusiste en palabras lo que me irrita cada día y me da impotencia cuando prendo la tele o la radio.
Una única salvedad, hay un trabajo que hizo pichot que se llama cualca en el que trabaja con otros excelentes actores (no sé quién lo dirige) que es realmente bueno y además, transgresor de verdad. Abrazos

Lorena dijo...

De acuerdo. Coincido con Lucía en que -en cuestión de género-cualca aportó especialmente por estar en TV abierta (lo que ella dice ya lo habíamos escuchado en circuitos más "under") Con lo demás coincido totalmente. Agrego que me molesta la falsa transgresión porteño-cancherita. Les falta calle a veces...eso siento.

JorgeK dijo...

Abrazo viril amigo.

JorgeK dijo...

Sí Lucía. Yo la sigo mucho y la se talentosa. La tomo de ejemplo por escucharla.
Lo mío no es un manual, es una expresión de deseos de todo lo que quisiera que pase en los medios. Incluyendo hablar a fondo de los problemas de género, dando por mas o menos abordados los de las minitas porteñas, que no distan demasiado de Sex and the city.
Pero bueno, las minas golpeadas que vuelven con su marido ya deja de ser chistoso. Un beso.

JorgeK dijo...

Abrazo Pablo.

Luciano dijo...

El útimo párrafo es excelente.
Gracias, míster.