Buscar este blog

jueves, 15 de mayo de 2014

GLOBOS (Admiro vuestras capacidades de llorar)

Quiero escribir algo, un libro. Quiero todo el tiempo decir. Quiero pintar un cuadro.
Acaso haga algo de eso (seguramente decir), o capaz no haga nada, y hasta me quede callado.
De a ratos confío en la palabra, llego a creer en su capacidad de redención. Y en otros momento me coso la boca; no porque las cosas no puedan decirse, seguro alguien más ya lo ha dicho,
sólo que a nadie la importa.
Vamos cada quien con nuestro globo de diálogo, abriéndonos espacio entre una nube de globos. Permiso permiso señora, no ve todo lo que tengo que decir.
Vamos a las redes sociales y los pegamos con cinta skotch.
Y a lo sumo podrá gustarle a unos cuantos.
No resuelve lo que dice decir el  dicho.

No resuelve la sensación de pedazos de hule pegados en la cara
cuando alguno de mis globos explota sin que nadie lo oiga.

1 comentario:

Anónimo dijo...

los globos producen belleza casi sin sentido.
Y el sonido de la explosión nunca, jamás pasa desapercibido.