Buscar este blog

lunes, 10 de marzo de 2014

Crónicas anodinas

Hoy lloré con un amigo.
Nos peleamos, él me descargó su pesadumbre de muchos días.
Yo respondí a mi modo, frío e implacable en estos casos.
Después le conté de mi.
Nos pedimos perdón,
nos abrazamos.
Ninguno de los dos tuvo la culpa.
Son cosas del sistema.

No hay comentarios: