Ir al contenido principal

Propuesta #549 (posabrazos)



Cuando uno va al cine lleva los dos brazos, si es que los tiene.
En dos butacas contiguas, hay espacio para dos personas con sus culos, pero sólo lugar para tres brazos; en tres butacas contiguas hay 4 posabrazos y 6 brazos, en cuatro butacas 5/8, en cinco 6/10.
Con esta disparidad, más propia de Paenza que del autor de este blog, creo que va siendo hora de que se reglamente el uso de tales espacios para apoyar el bracete. Porque hay, en esta suerte de Vacío Legal, microscópicas batallas por la posesión y usufructo de la referida comodidad transitoria que, extrapoladas a la cantidad de cines y teatros del mundo, explican claramente el odio que carcome la humanidad.

Comentarios

El Editor ha dicho que…
Es cierto! Vamos a quemar los cines y los teatros.

¿será una conspiración para que los espectadores nos distraigamos peleando por el posabrazos cuando la obra se pone aburrida?

Si las sillas no traen posabrazos lo cual a nadie le molesta: ¿será que los illuminati promueven la discordia en busca del caos al generar la necesidad competitiva del posabrazo ausente?

Cualquiera sea la verdad, la quema no se suspende: el teatro que más ilumina es el que arde desde sus butacas que promueven el odio entre las personas.
El Editor ha dicho que…
Luego de una larga investigación acabo de comprobar que durante la presidencia de De la Rua se decretó agregarle el posabrazo faltante a las butacas de cine. Pero por un error de redacción la ley salió como agregar un "posa vaso", el cual puede apreciarse en los cines de todo el país.
el capitán beto ha dicho que…
lo de los posabrazos pasa también en otros ámbitos como aviones y colectivos de larga distancia y es más jodido porque el tiempo de disputa posabrazeril es algo más amplio
Luciano ha dicho que…
Es cierto, no lo había notado. No hay peor capitalismo que el minimalista.
Osvaldo Pampin ha dicho que…
Es todo muy simple; el que diseñó lñas butacas era manco
Paulita ha dicho que…
:) Fuiste al cine? Siempre que voy pienso lo mismo, soy de las que llegan y se ponen cómodas, dispuesta a disfrutar sin que nadie me hable ni me mastique en la oreja... y siempre es una lucha por ver quien apoya ese brazo, o te tenés que turnar... si vas al baño, por ejemplo, perdiste el apoya brazo y te quedas quietito, con las manitos en el bolsillo! :)
Interesante... muy interesante... jaja

Entradas populares de este blog

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…

10 razones por las que enloquecimos con La Casa de Papel

EL SIGUIENTE ARTÍCULO PUEDE "SPOILEAR" UN POCO, YA QUE LO ESCRIBÍ HABIENDO VISTO LA SERIE COMPLETA. OTRO DÍA HABLAMOS DE CÓMO ESTÁ DE MAGNIFICADO ESE ASUNTO DE SPOILEAR.



Enloquecimos con La Casa de Papel, esta serie española producida para Antena3, que hace poco subiera Netflix (sólo una primera parte, a la segunda la tuvimos que buscar en los salvajes portales tipo series pepito) y que el fin de semana extralarge nos permitió ver maratónicamente.


La Casa de Papel narra como un grupo de atracadores, dirigidos desde afuera por un Profesor genio que lo previó (casi) todo, se adueña de la casa de la moneda española dentro de la cual se pone a imprimir sus propios euros, ganando tiempo con una serie de ardides a cuál más ingenioso, destinados todos a que de afuera crean que se trata de un simple asalto con rehenes para llevarse la plata que ya estaba. Hay más, el Profesor se enamora de la policía mediadora, con lo que casi se pudre toda la operación, pero al final no, etc. Vayan …

Hippies del orto

Proliferan. Están por todos lados. De cada grupo adonde manifiesto mi preocupación, salta un nuevo miembro, uno que me dice "bueno, yo también".
Son los neo-hippies (así los denominé yo mismo en un post; en este mismo). Personas de clase media que trafican "data" acerca de los maquiavélicos planes del sistema, y se van convenciendo de que hay ciertas formas de escapar. Van del veganismo a Linux, de la permacultura a no vacunar a sus hijos.

Pongamos algo en claro: a excepción del necio rechazo a la ciencia médica, muchos de sus planteos me parecen, en cierta medida, casi razonables.
Es cierto que el sistema-mundo-capitalista-opresor nos hace cosas malas. También es cierto que parte de esas maldades se corresponden al avance natural de nuestras formas de organización y de producción.

Porque que el hombre avance es natural. Antinatural sería que un cocodrilo haya diseñado facebook.

Elevan a la naturaleza a un grado mítico.

Ah, la madre naturaleza. Bien dijo en Los Si…