Ir al contenido principal

La espera


Vi el domingo un documental de Patricio Guzmán acerca de su documental de antes, La Batalla de Chile, ese que relata el triunfo de la Unidad Popular con Salvador Allende a la cabeza. El nuevo, el de ahora (que en realidad no es de ahora sino del 96), el que presentó Bayer por Encuentro, es su vuelta a Chile del exilio, las matanzas pinochetistas, los sobrevivientes recordando a los desaparecidos, la confusión de los jóvenes en la historia sesgada. Se llama "Chile, la memoria obstinada".
Me conmovió. Y me quedé pensando en nuestra generación, la mía. De qué va mi generación, pensaba. Porque cuando era chico nuestra generación era la siguiente, la que vino después de las matanzas, la que, tan desconocedora como la juventud chilena en democracia, empezó a asomar la cabeza del rincón del miedo adonde nos habían metido. Nos dijimos que había que continuar por los compañeros caídos, nos dijimos que había que atreverse a ocupar el espacio vacío. Nos quedaba grande la ropa y no sabíamos bien qué hacer con ese mandato. Tuvimos nuestro bautismo en las rebeliones carapintadas. Tuvimos nuestros desengaños en el felices pascuas que determinó el fin de la primavera alfosinista, odiamos a Menem, promovimos el trueque en el inicio del milenio. Aquí estamos, supongo que cansados.
Viendo el documental me pregunté si a nuestra generación le tocará la espera. No ser la anterior y no ser la siguiente, el rellano de una escalera hacia alguna parte. Alguna?
Y me emboló la idea. No es que haya creído que nos iba a tocar la revolución sandinista. Supe siempre que no veríamos ponerse de moda entre los jóvenes de clase media la alfabetización popular. No obstante los hay que alfabetizan a los oprimidos, que levantan radios comunitarias, que fabrican ladrillos. Pero digo nosotros, los que no vivimos en las villas ni vamos a ella a darle ansiolíticos a nuestra conciencia burguesa.
No quiero que la mía sea una generación de espera.
Pero nos la pasamos esperando. Ahora esperamos con la masa el mundial, que ojalá no tengamos la desgracia de ganar.
Después esperaremos a ver quién gana entre Nestor y Mirtha, si aparece Cobos como el político emergente de este proceso de mierda, si Duhalde decide volver a darse topetazos con el macho alfa peronista de turno, si a los niños bien de la derecha les da el cuero para bancarse ir por el basto territorio argentino. Y después a esperar que esplote todo en 2012, con adelantos y previsiones del Discovery Channel.
Esperar. Esperar. Esperar a ver si alguien nos dice en qué consiste nuestra parte cuando se afirma que a este país lo arreglamos entre todos.
Esperar a que alguien suene la trompeta que unifique a los buenos que están escondidos en las vidas que les alcanza.
Esperar a que el capitalismo se tropiece con sus contradicciones y esta vez se la de en serio.
No quiero esperar amigo. No quiero mirar atrás y verme como una Penélope imbécil de la política, como alguien que esperó en vano un tren que ya había pasado.

Comentarios

Luciano ha dicho que…
Pero, qué hacer? O se puede ayudar sin hacer lo que no hay que hacer?
JorgeK ha dicho que…
Enorme pregunta compañero! Alcanzará con predicar con el ejemplo? Porque siento que por cada habitante más o menos pasable, el sistema pare cinco de los piores!
Anónimo ha dicho que…
[url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/ganardinero.jpg[/img][/url]
[b]Toda la informacion que buscas sobre ganar dinero[/b]
Nosotros hemos encontrado la mejor guia en internet de como ganar dinero internet. Como fue de utilidad a nosotros, tambien les puede ser de interes para ustedes. No son unicamente formas de ganar dinero con su pagina web, hay todo tipo de formas de ganar dinero en internet...
[b][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url]Te recomendamos entrar a [url=http://www.ganar-dinero-ya.com/]Ganar dinero desde casa[/url][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url][/b]

Entradas populares de este blog

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…

10 razones por las que enloquecimos con La Casa de Papel

EL SIGUIENTE ARTÍCULO PUEDE "SPOILEAR" UN POCO, YA QUE LO ESCRIBÍ HABIENDO VISTO LA SERIE COMPLETA. OTRO DÍA HABLAMOS DE CÓMO ESTÁ DE MAGNIFICADO ESE ASUNTO DE SPOILEAR.



Enloquecimos con La Casa de Papel, esta serie española producida para Antena3, que hace poco subiera Netflix (sólo una primera parte, a la segunda la tuvimos que buscar en los salvajes portales tipo series pepito) y que el fin de semana extralarge nos permitió ver maratónicamente.


La Casa de Papel narra como un grupo de atracadores, dirigidos desde afuera por un Profesor genio que lo previó (casi) todo, se adueña de la casa de la moneda española dentro de la cual se pone a imprimir sus propios euros, ganando tiempo con una serie de ardides a cuál más ingenioso, destinados todos a que de afuera crean que se trata de un simple asalto con rehenes para llevarse la plata que ya estaba. Hay más, el Profesor se enamora de la policía mediadora, con lo que casi se pudre toda la operación, pero al final no, etc. Vayan …

Hippies del orto

Proliferan. Están por todos lados. De cada grupo adonde manifiesto mi preocupación, salta un nuevo miembro, uno que me dice "bueno, yo también".
Son los neo-hippies (así los denominé yo mismo en un post; en este mismo). Personas de clase media que trafican "data" acerca de los maquiavélicos planes del sistema, y se van convenciendo de que hay ciertas formas de escapar. Van del veganismo a Linux, de la permacultura a no vacunar a sus hijos.

Pongamos algo en claro: a excepción del necio rechazo a la ciencia médica, muchos de sus planteos me parecen, en cierta medida, casi razonables.
Es cierto que el sistema-mundo-capitalista-opresor nos hace cosas malas. También es cierto que parte de esas maldades se corresponden al avance natural de nuestras formas de organización y de producción.

Porque que el hombre avance es natural. Antinatural sería que un cocodrilo haya diseñado facebook.

Elevan a la naturaleza a un grado mítico.

Ah, la madre naturaleza. Bien dijo en Los Si…