Buscar este blog

sábado, 8 de agosto de 2009

Lecciones de historia al pedo mientras viaja en el auto el autor del Blog y ve antes que amanezca unos barcos con las luces encendidas en el horizonte




Y sí, es como te digo, piratas hay todavía. Por suerte están lejos, en el mar de la China. No, no es cerca. Sí, son malos, pero en vez de espadas te apuntan con ametralladoras.
Es que los piratas eran malos, si no para qué eran las espadas. Y dónde perdieron el ojo, la pierna, la mano. Peleando claro.
Sí, les sacaban el oro a otros malos. Pero no por eso eran buenos, eran malos que le robaban a otros malos, eso no te hace bueno.
Con el tiempo los agarró Disney y los hizo simpáticos, pero menos mal que quedan pocos.

PD: Con qué necesidad

6 comentarios:

Roberto Sánchez dijo...

Uste si que sabe!!! Piratas eran los de antes

salud y buenos alimentos

Anónimo dijo...

Permitame esclarecerlo. Los señores piratas no tenían un ojito tapado por carecer del pertinente globo ocular en esa cuenca, no. El motivo era acostumbrar, al menos uno de sus ojillos soñadores, a la penumbra para hacer uso de esa adaptación en momentos de desempeñar su emresa durante horas nocturnas, y así poder manejar con más acierto los amables abordajes con los que visitaban a otros bateles.
En cuanto de que si eran malos, pues si eran malos. Sino fijese que contribuían con la deforestación, ya que andando en en el mar, no creo que le durara mucho cada pata de palo.
Además siempre se daban la pituquería de tener un loro en el hombro. Cualquiera sabe que esos bichos se degluten los maizales en menos tiempo en que le sirven a uno un café en polo norte, y su difusión se debe a que los patitiesos navegantes los llevaron por los 7 mares.Una porquería vea.
DE LABASE CON AMOR

JorgeK dijo...

Sergio querido, gracias por esclarecer sobre el tema, entiendo que debe ser una de las materias en cierta escuela de marineros. Jua

NOra dijo...

Y...? Cómo se ve la Argentina desde el mar???

Anónimo dijo...

Bue, veo que me descubrió.
Pero le diré que en esa escuela a la que usté alude, lo que se inculcaba eran otro tipos de rengueras, las del corazón. Lo que pasa es que ese tipo de enseñanzas son como si al aprendiz lo obligaran a sentarse siempre sobre la pierna flexionada, y luego no le ordenaran levantarse jamás. La pierna se duerme. La instrucción falla cuando el educando es curioso y duda. Y de curioso nomás se levanta y descubre que la pierna se le despierta, y puede llegar más lejos que los aledaños a la sillita que ocupa. Y a otras dimensiones, como la del corazón de las personas.
Total simular una pierna dormida es muy fácil.
Chau me voy a darle de comer al perro, los loros no me gustan.

el bueno de mí dijo...

Así somos..
Somos los piratas, despué del cabaré nos vamo para el sauna