Buscar este blog

martes, 21 de octubre de 2008

No es el cambio de horario



Me parece que a esta altura del año quien más quien menos está ya con el cerebro quemado, las cervicales funcionando gracias a empanaditas de Anaflex, los nervios crispados y con ganas de mandar todo al carajo.

En este contexto, al gobierno se le ha dado por cambiar el horario para aprovechar la luz. Y todos, absolutamente todos atribuimos a (no soy original) este Jet Lag sin viajar el origen de nuestro desgaste. Que no me puedo dormir, que no me puedo levantar, que arrastro los pies, que no me concentro...
No es la hora cambiada amiguitos, es este ritmo de vida loco que nos imponen los tiempos modernos!

4 comentarios:

Analía dijo...

Yo no sé porqué tanto quilombo con el cambio de horario. ¿En serio sienten diferencia, en serio se siente más cansados y esas cosas? a mi no me pasa nada! El único cmabio es salir a las 21hs al almacén, aún de día, y darme cuenta de que está cerrado porque son las 21 aunque no parezca. Por lo demás, no cambia nada.
Que la mitad del país tenga otro horario, eso sí me parece cualquiera.
PD: fijate en la parte de arriba del blog, donde explicás de que se trata y eso, que dice alQuien en vez de alguien que se quiere comunicar. No es de mala onda la corrección, pasa que es justo la presentación.

Mordida por un pit bull!! dijo...

son los años que llevamos encima, creo que a los 20 no nos dabamos cuenta de nada, y hoy a mi también me impresiona los desajustes que viví solo por una hora perdida....

Anónimo dijo...

Así es. Estamos hechos percha porque somos adultos, porque no podemos parar de remar durante todo el año, porque transitamos el fin de octubre y ya algunos negocios empiezan a decorarse con adornos navideños (no sé bien por qué eso siempre me agota y me deprime)... El cambio de horario no tiene nada que ver. No busquemos excusas.

Salud y gozo,
GabyF (tengo 38, pero represento 50)

PD: ¿En qué quedó la vuelta al oficio de librero?

Roberto Sánchez dijo...

las gentes adultas se autoimponene ritmos vertiginosos a veces innecesarios. ¿No le pasó nunca ir a Buenos Aires de paseo y terminar corriendo el subte?

salud y buenos alimentos


pd: esta plantilla fue la primera que tuve en mi blgo...se me pianta un lagrimón...