Buscar este blog

sábado, 19 de abril de 2008

Qué dicen?

No sé bien si este rincón del mundo se detuvo, si mis esporádicos visitantes finalmente se dieron cuenta de que no hay gran cosas para ver aquí o si me mandé una cagadita en la configuración de los comentarios. Como sea, aquí les va un cuento de Macedonio Fernández:
Un paciente en disminución
El señor Ga había sido tan asiduo, tan dócil y prolongado paciente del doctor Terapéutica que ahora ya era sólo un pie. Extirpados sucesivamente los dientes, las amígdalas, el estómago, un riñón, un pulmón, el bazo, el colon, ahora llegaba el valet del señor Ga a llamar al doctor Terapéutica para que atendiera el pie del señor Ga, que lo mandaba llamar.
El doctor Terapéutica examinó detenidamente el pie y “meneando con grave modo” la cabeza resolvió:
-Hay demasiado pie, con razón se siente mal: le trazaré el corte necesario, a un cirujano.
FIN

1 comentario:

Analía dijo...

ponele onda, y lindo el cuentito de Macedonio.