Buscar este blog

viernes, 11 de abril de 2008

Otra vez con los celulares - Perdón don Julio

Lo que sigue es una adaptación del Preámbulo a las Instrucciones para dar cuerda al Reloj, escrito por Julio Cortázar. Pido perdón

"Piensa en esto: cuando te regalan un celular te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el celular, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la cintura y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que adosar a tu cuerpo. Te regalan la necesidad de cargarlo todos los días, la obligación de comprar una tarjeta para que siga siendo un celular; te regalan la obsesión de atender y responder, llamados y mensajes. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu celular con los demás celulares. No te regalan un celular, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del celular."

y antes de que me vuelvan a decir cavernario, les aviso que me regalaron uno. Falta que le compre el chip (ya estoy trabajando para él)

2 comentarios:

Analía dijo...

Excelente el post.
Y bienvenido al sistema...

Oscar dijo...

Era hora... ya te podemos mandar los comentarios por SMS!!