Ir al contenido principal

...

La condena del hombre es su talento.
Saber de su finitud en el Universo infinito.
Manejarse delicadamente entre la razón y la condición animal, sobrevivir a esa batalla.
Justamente hoy pensaba:
Si vivís para lo importante, un día se te acaba el café o te cortan el gas.
Pero si vivís para lo emergente, a tus hijos se les dificulta amarte o tu perro te desconoce y te ladra.

Comentarios

Wonder woman ha dicho que…
Hola Jorge. Siempre te leo y disfruto mucho de tu sentido del humor y tu estado de ironía constante.
Esta vez te escribo para que sepas que me encantó lo que escribiste. Siempre me pregunto lo mismo que vos te preguntás en el texto.
Bien cortito y al pie, de esos escritos que te dejan pensando mucho más tiempo de lo que se tarda en leerlo.
Saludos y buen 2008!
JORGE KÖSTINGER ha dicho que…
muchas gracias wonder!
sergio el puenteuta ha dicho que…
El humano de talento suele ser noble. Como ser noble vive con estoicismo las contingencias y emergencias de la vida, mientras camina hacia su condena. Un ser noble siempre es amado.
El humano de talento que no repara en lo emergente de cada jornada es un bellaco autista, que sin duda no ama ni es amado, y su valor se reduce al precio que tiene un costoso tratado de imposible adquisición y nula difusión. Ese vive para lo que él considera importante.
Si en cambio solo se vive para lo emergente, es la conmiseración de nuestros sucesores el único rastro, la única impronta que señale nuestro paso ignorante y sin condena.
Oscar ha dicho que…
Siempre vi a Dios como una creación humana, resultante de la necesidad de Alguien o Algo a quién pedir ayuda en la desesperación o agradecer en la bonanza.
Si yo creyera, a ese Ser tendría que agradecerle estar entre quienes podemos advertir esta realidad que marca el post. Hay quienes deben vivir para lo emergente no por elección sino por no tener alternativa. Escuchar a Mozart mientras tus hijos te miran reflejando el hambre en sus caritas no sería placentero. Es preferible en ese caso que Mozart no te guste. Dolina dice en sus memorables 'Instrucciones...' que "Toda alegría no es más que un olvido momentáneo de la tragedia esencial de la vida. Puede uno reírse del cuento de los supositorios, pero éste es apenas un descanso en el camino. Uno juega, retoza y refiere historias picarescas, solamente para no recordar que ha de morirse."
Desearte Feliz Año Nuevo en este contexto no es sino el ejercicio de esa verdad.
La ciudadana ha dicho que…
Decididamente no tomar café y tener cuanto mucho un gato, para evitarse el ladrido.
Roberto Sánchez ha dicho que…
El final es terriblemente cierto... se imagina que polilla lo ladre, seria terible... Su post retro espectacular, yo tenia un ligier azul con cuchara y plomo que volaba, salio varias veces primero en el gran premio de "la vuelta a la manzana"

salud y buenos alimentos

Entradas populares de este blog

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…

10 razones por las que enloquecimos con La Casa de Papel

EL SIGUIENTE ARTÍCULO PUEDE "SPOILEAR" UN POCO, YA QUE LO ESCRIBÍ HABIENDO VISTO LA SERIE COMPLETA. OTRO DÍA HABLAMOS DE CÓMO ESTÁ DE MAGNIFICADO ESE ASUNTO DE SPOILEAR.



Enloquecimos con La Casa de Papel, esta serie española producida para Antena3, que hace poco subiera Netflix (sólo una primera parte, a la segunda la tuvimos que buscar en los salvajes portales tipo series pepito) y que el fin de semana extralarge nos permitió ver maratónicamente.


La Casa de Papel narra como un grupo de atracadores, dirigidos desde afuera por un Profesor genio que lo previó (casi) todo, se adueña de la casa de la moneda española dentro de la cual se pone a imprimir sus propios euros, ganando tiempo con una serie de ardides a cuál más ingenioso, destinados todos a que de afuera crean que se trata de un simple asalto con rehenes para llevarse la plata que ya estaba. Hay más, el Profesor se enamora de la policía mediadora, con lo que casi se pudre toda la operación, pero al final no, etc. Vayan …

Hippies del orto

Proliferan. Están por todos lados. De cada grupo adonde manifiesto mi preocupación, salta un nuevo miembro, uno que me dice "bueno, yo también".
Son los neo-hippies (así los denominé yo mismo en un post; en este mismo). Personas de clase media que trafican "data" acerca de los maquiavélicos planes del sistema, y se van convenciendo de que hay ciertas formas de escapar. Van del veganismo a Linux, de la permacultura a no vacunar a sus hijos.

Pongamos algo en claro: a excepción del necio rechazo a la ciencia médica, muchos de sus planteos me parecen, en cierta medida, casi razonables.
Es cierto que el sistema-mundo-capitalista-opresor nos hace cosas malas. También es cierto que parte de esas maldades se corresponden al avance natural de nuestras formas de organización y de producción.

Porque que el hombre avance es natural. Antinatural sería que un cocodrilo haya diseñado facebook.

Elevan a la naturaleza a un grado mítico.

Ah, la madre naturaleza. Bien dijo en Los Si…