Buscar este blog

domingo, 2 de septiembre de 2007

Soy un héroe, aunque no se note.










A ver si la sociedad protectora de animales hace algo alguna vez y se ocupa de otorgar los merecidos reconocimientos a los héroes anónimos que, como yo, no salvaremos a toda la fauna porque está fuera de nuestro alcance, pero procedemos al rescate de individuos con nombre y apellido. Como Polilla, Polilla Köstinger.
En cualquier documental sobre los animales, se puede aprender que en sus grupos casi siempre hay un macho dominante, el macho Alpha. Obviamente quedan exceptuados los cóndores, los tigres de bengala, los hipocampos y otra gran cantidad de bestias que son muy solitarios o hermafroditas. También están afuera las abejas que tienen un matriarcado.
La cosa es que Polilla es un macho Omega, la letra del final del alfabeto griego. Tan abajo está, que noto que los perros mas pusilánimes de la cuadra lo usan para practicar. Incluso lo han venido a meter en casa algunas veces que ha querido salir, posta.
Hoy, que comprobé que me quedé sin pan rallado a la hora de hacer las milangas, Polilla osó (ojalá fuese un oso) querer seguirme unas cuadras. Nada, hicimos 40 metros y salió un perro enorme y negro de adentro de una casa y sin mediar un gruñido lo agarró a Poli del cuello como para matarlo. Mi pobre Poli parecía la mantita para dormir del otro.
Ahí comprobé que ciertas reacciones de los perros son pura pose. Que si amagás tirar una piedra, les gritás, los espantás, etc, ellos arrugan son puras teorías que se caen cuando a uno de ellos no se le canta hacerse el bueno. A lo William Boo probé de todo:
Grité "Break"
Insulté al animal
Le patié la cabeza
Busqué alguna piedra contundente (me quedaba la duda -ante la eventualidad de no hallar ninguna- de si no era mejor defenderlo de alguna forma mas expeditiva y cierta)
Paró un buen samaritano que, observando la escena, venía tocando bocina. Pero no tenía ni un fierro ni un trabavolante, solo la bocina.
Ya cuando salieron dos vecinas a tratar de ayudar a Poli, me dí cuenta de que no estaba siendo audaz. Así que empecé a pegarle todas las patadas que pude. Y al mejor estilo Tarzán, me trencé en un combate cuerpo a cuerpo con el perro negro, que ya parecía que se lo estaba enguyendo cual boa constrictor. Hasta llegué a hacerle una fuerza centrífuga asiéndolo de la cola.
Bueno, cuestión que, una vez liberado, Polilla demostró ser al menos mas veloz y pudo guarecerse en casa porque el negro iba por mas.
Me duelen las pierna terriblemente, heridas de guerra en la lucha contra los depredadores.
Pero claro, minga de medalla al mérito por actos heroicos más allá del cumplimiento del deber.

La cara agradecida de Polilla es mas qué suficiente.

5 comentarios:

Roberto Sánchez dijo...

ojalá hubiera estado presente para hacerme dar un tarascón en honor al polilla

salud y buenos alimentos

Anónimo dijo...

¡Bien, Jorge! Hay que acabar con todos esos perros patovicas. Yo al Homero no lo puedo sacar siquiera a la puerta, porque la perrada del barrio se lo come crudo. Y el pelotudo encima les hace frente. El día que decidas formar un Comando Anti-Perros Fachos (dogos, doberman, etc)avisame. Pero en este caso, nada de lucha cuerpo a cuerpo. Un bufoso y chau.


Luis de FM

JORGE KÖSTINGER dijo...

Mis queridos amigos, compañeros.
Cuento con ambos para formar grupo de élite que despeje las calles de estos matones. Como creo que ninguno de los tres somos demasiado aguerridos a mano limpia, capaz que hay que hacerse de unos fierros apropiados.
Abrazo Sandro
Abrazo Luigi! tanto tiempo!

Anónimo dijo...

hay papi..estoy triste..porque le paso eso al perro mas valiente..POLILLA. bueno no del todo, estoy en eso.Pero lo que es seguro es que vos sos un héroe.
Polilla dentro de todoe es un héroe,ya por salir y casi enfrentarse con ese perro CONCHUDO es un SUPER CAN es su seccion (la sección de los ..bueno la seccion de los últimos ,en escala).como lloré!!te juro que hoy le queria tirar piedras a ese perro que se hace llamar por "el malo"¬¬.
Bueno papi te mandó muchos besos nos vemos hoy a la noche

cachetazoalalviolencia dijo...

desalmado!
quitarle así el alimento a un pobre perro negro...