Ir al contenido principal

La ciudad de Mar del Plata está llena de canas. Además de ser una de las ciudades con más presencia de ancianos en el universo todo, la policía está acechando en todas las esquinas. Pareciera que la empresa más próspera es la que los provee de los conitos anaranjados. Agazapados en las ochavas, los ratis con petos fosforescentes parecen arañas a la espera de su presa.
Es dramático ver cuando atrapan una. Los de gorra lo rodean y extraen su documentación mientras el vehículo se agita en un vano intento por zafar.

Mis hijas me creen un prófugo de la justicia, un bandolero de prontuario. Es que tengo fobia de los retenes, los operativos rastrillo, las órdenes de cateo. Manejo oteando cuatro cuadras más allá y si algún grumo de autos me lo impide, desacelero hasta ver claramente si están, calculando tener una esquina previa para evitarlos. De noche detecto a kilómetros cualquier luz que titila y he llegado a cambiar de calle por un letrero azul de neón en el horizonte.

Me ha tocado desfilar frente a ellos. Mi cara transita del pánico a la santidad más elevada, mientras el corazón me aplasta la lengua contra los dientes.

Una vez escapé de los de tránsito, tras comprobar que no tenían modo de seguirme porque estaban sin motos. Otra vez casi lloro ante una mina con botas. Es fobia lo que me producen.

En otro envío me explayaré con las razones electorales y comerciales de tanta yuta en las calles. Hoy sólo quiero llamar a la unión:

unámonos para que se acabe el estado de sitio! fuera polis de las esquinas y fuera yankis de irak!

Liberación o muerte!

Claro, a no ser que encuentre la cédula verde, que creo que fué a parar debajo de un mueble del mismo color. Pero me da fiaca buscarla.

Achtun!

Comentarios

Araña ha dicho que…
Es increible como la policia está donde debe y no está donde debería.
Por mi zona, que se ha vuelto bastante peligrosa, los ves desfilando a pata, costa que si tenés que perseguir a un pibito chorro, anda a alcanzarlo corriendo y sobre todo con el sobrepeso que portan los de nuestra policia.
También tenemos a los "a caballo" (si señor, tenemos policia montada) para los lugares de dificil acceso y la ultima adquisición de nuestra police son los cuatrociclos todo terreno.
Nunca los he visto en acción, solo corriendo picadas entre ellos en las avenidas mas importantes..
Un horror..
Un beso y buen finde
La candorosa ha dicho que…
Se ha olvidado de nombrar a los "BICI" policías, son un encanto!!!
Creo que les han dado las bicis para que hagan un poco de ejercicio, para después de la muza con fainá!!!

Si tiene algún inconveniente con los de "tránsito", cualquier cosita me avisa... esos comen de la palma de mi mano!!!

Saludos y -DOCUMENTOS POR FAVOR!!

Entradas populares de este blog

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…

10 razones por las que enloquecimos con La Casa de Papel

EL SIGUIENTE ARTÍCULO PUEDE "SPOILEAR" UN POCO, YA QUE LO ESCRIBÍ HABIENDO VISTO LA SERIE COMPLETA. OTRO DÍA HABLAMOS DE CÓMO ESTÁ DE MAGNIFICADO ESE ASUNTO DE SPOILEAR.



Enloquecimos con La Casa de Papel, esta serie española producida para Antena3, que hace poco subiera Netflix (sólo una primera parte, a la segunda la tuvimos que buscar en los salvajes portales tipo series pepito) y que el fin de semana extralarge nos permitió ver maratónicamente.


La Casa de Papel narra como un grupo de atracadores, dirigidos desde afuera por un Profesor genio que lo previó (casi) todo, se adueña de la casa de la moneda española dentro de la cual se pone a imprimir sus propios euros, ganando tiempo con una serie de ardides a cuál más ingenioso, destinados todos a que de afuera crean que se trata de un simple asalto con rehenes para llevarse la plata que ya estaba. Hay más, el Profesor se enamora de la policía mediadora, con lo que casi se pudre toda la operación, pero al final no, etc. Vayan …

Hippies del orto

Proliferan. Están por todos lados. De cada grupo adonde manifiesto mi preocupación, salta un nuevo miembro, uno que me dice "bueno, yo también".
Son los neo-hippies (así los denominé yo mismo en un post; en este mismo). Personas de clase media que trafican "data" acerca de los maquiavélicos planes del sistema, y se van convenciendo de que hay ciertas formas de escapar. Van del veganismo a Linux, de la permacultura a no vacunar a sus hijos.

Pongamos algo en claro: a excepción del necio rechazo a la ciencia médica, muchos de sus planteos me parecen, en cierta medida, casi razonables.
Es cierto que el sistema-mundo-capitalista-opresor nos hace cosas malas. También es cierto que parte de esas maldades se corresponden al avance natural de nuestras formas de organización y de producción.

Porque que el hombre avance es natural. Antinatural sería que un cocodrilo haya diseñado facebook.

Elevan a la naturaleza a un grado mítico.

Ah, la madre naturaleza. Bien dijo en Los Si…