Ir al contenido principal

De los pelos!


La pregunta del millón que me hago es por qué no cerraré la bocota.
Tuve ese arranque estético que me impele cada tanto a cortarme el pelo. La mayoría de las veces, viene siendo un tema dominado: cortar un 10% de largo, entresacar bastante y sacarme una especie de virulana que se me forma contra las orejas y la nuca, debajo de lo melenístico.
Pero no, el tipo se empeña en hacer hablar a las piedras. El peluquero parecía de los dedicados a lo suyo, concentrado en su quehacer, atento a elegir la música que lo acompañaría en su rutina antipilosa. Tenía que romper el silencio y entrar a sacar temas de debajo de la bata. Primero la música, después vaya a saberse por qué, el programa de Peter Capusoto y sus videos. Ese fue el detonante de una charla animada y amistosa, he allí donde la consigna de corte se fue al mas profundo de los carajos.
Hasta ahora me ocurrió siempre con tacheros. Pese a que los tengo en la categoría de fachos, justicieros, hadadescos, botones y mala onda, cuando encuentro la menor empatía o afinidad en el tema mas nimio, mi regusto por la conversación me lleva a una consecuencia insoportable. El tipo sistemáticamente baja la velocidad, como se va entreteniendo con un tópico, pone el taxi a 20kms/h. Y ahí me arrepiento también (puta madre, qué me importan las armas iraníes, voy a llegar cuarenta minutos después) y trato de desinvolucrarme de la mesa de debate, pero ya es tarde, se ha puesto en funcionamiento el mecanismo de un tema te lleva al otro.
Salí de la peluquería tocándome los pelos recortados cada cinco pasos, tratando de reanimarlos para que crezcan. Me siento una mezcla de El Graduado con Bill Gates, con una cara de nabo enfermante. Yo y mi bocota. Lo peor es que mañana me tendré que encontrar con este extraño, con diez centímetros menos de filosofía de vida.
Cuál sería la conjugación en primera persona del singular, en el imperativo de "callar"?

Comentarios

Isis ha dicho que…
Es terrible cuando un novio te dice "me voy a cortar el pelo"... y es terrible cuando a una no le queda otra que ir a la peluqueria porque (en mi caso) la ensalada de resortes ya va p el lado q quiere... ir a la peluqueria SIEMPRE tiene resultados azarosos... puede salir bien o mal... lamento q su resultado de la fecha no haya sido positivo. Esta muy bueno el blog... me encanto "la gente no sabe escuchar" a la gente no le interesa escuchar mas q su propia voz, es triste...
un beso (la alumna de julian q trabajaba en libros de la arena)
Roberto Sánchez ha dicho que…
será el gen radial que nos impide callar a tiempo...

salud y buenos alimentos
Araña ha dicho que…
Tendrías que ir de mi peluquera.
Justamente el sàbado pasado..casi me caigo de "bruces" cuando durante una hora habló, charló, dialogó conmigo (voy cada 2 meses, aclaro y por "canas" de fuerza mayor, usted me entiende) por primera vez en 8 años.
Al fin tenía una vida la mina (si, las mujeres somos chusmas, que le vamos a hacer??)

Un beso
La candorosa ha dicho que…
¿Un gorro?... mmm no, ya no hace tanto frío.
¿Una capucha, como al pasar?... mmmm, lo mismo que la anterior, salvo que se haga pasar por uno del Ku KLux Klan.
¿Peluca?... el viento, la macana es el viento, como que por la costa se complicaría.
A ver... ¿pelarse? y listo!!!!
Un pelado con onda, re free!!
¿Tampoco?, bueno viejo, después no diga que uno no le pone voluntá a sus problemáticas existenciales!!!

Saludos peludos...

Entradas populares de este blog

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…

10 razones por las que enloquecimos con La Casa de Papel

EL SIGUIENTE ARTÍCULO PUEDE "SPOILEAR" UN POCO, YA QUE LO ESCRIBÍ HABIENDO VISTO LA SERIE COMPLETA. OTRO DÍA HABLAMOS DE CÓMO ESTÁ DE MAGNIFICADO ESE ASUNTO DE SPOILEAR.



Enloquecimos con La Casa de Papel, esta serie española producida para Antena3, que hace poco subiera Netflix (sólo una primera parte, a la segunda la tuvimos que buscar en los salvajes portales tipo series pepito) y que el fin de semana extralarge nos permitió ver maratónicamente.


La Casa de Papel narra como un grupo de atracadores, dirigidos desde afuera por un Profesor genio que lo previó (casi) todo, se adueña de la casa de la moneda española dentro de la cual se pone a imprimir sus propios euros, ganando tiempo con una serie de ardides a cuál más ingenioso, destinados todos a que de afuera crean que se trata de un simple asalto con rehenes para llevarse la plata que ya estaba. Hay más, el Profesor se enamora de la policía mediadora, con lo que casi se pudre toda la operación, pero al final no, etc. Vayan …

Hippies del orto

Proliferan. Están por todos lados. De cada grupo adonde manifiesto mi preocupación, salta un nuevo miembro, uno que me dice "bueno, yo también".
Son los neo-hippies (así los denominé yo mismo en un post; en este mismo). Personas de clase media que trafican "data" acerca de los maquiavélicos planes del sistema, y se van convenciendo de que hay ciertas formas de escapar. Van del veganismo a Linux, de la permacultura a no vacunar a sus hijos.

Pongamos algo en claro: a excepción del necio rechazo a la ciencia médica, muchos de sus planteos me parecen, en cierta medida, casi razonables.
Es cierto que el sistema-mundo-capitalista-opresor nos hace cosas malas. También es cierto que parte de esas maldades se corresponden al avance natural de nuestras formas de organización y de producción.

Porque que el hombre avance es natural. Antinatural sería que un cocodrilo haya diseñado facebook.

Elevan a la naturaleza a un grado mítico.

Ah, la madre naturaleza. Bien dijo en Los Si…