Buscar este blog

jueves, 30 de agosto de 2007

Prohibanló de una puta vez

Resulta que en la Gran Bretaña están obligando a las tabacaleras a poner fotos espeluznantes relacionadas con el fumar en cada paquete de puchos (puede leerse dando click a la frase subrayada).
La medida viene a sumarse a otras igual de temerarias adoptadas en el territorio pirata.
Otros catarrientos coincidirán conmigo en que nos están empujando al mar. Después de haber sido capturados con promesas publicitarias de todo tipo (minas, éxito, nivel, equilibrio), ahora la sociedad se revela contra este pedacito de mercado y ni somos liberados de sus garras, ni conseguimos absolución de nuestros coterráqueos. Somos bichos horribles y humeantes, y debemos esconder nuestra hediondez de las narices y ojos de la gente sana que corre por la costa.
Yo estoy harto de fumar. Los Philip me afanan como docientos pesos mensuales y no hay placer que alcance a compensar el sentimiento de culpa que me genera quemarlos cerca de mis hijas.
Pero es evidente que, como los que se dan con Paco, los que se pinchan heroína o se clavan 3lts. de tinto diariamente, estamos Algo fermitos. Por lo tanto, ¿por qué no expulsan por la misma borda a todos nuestros camaradas adictos, eh? Cualquier pendejo cocainómano parece mas gente que uno que prende un pucho. Un señor puede estar escabiando como loco en el mismo boliche que uno que prende un pucho, pero al que van a mirar feo es a uno, aunque el otro se suba a su auto en 4 patas y arranque a 180....

Me tienen podrido, los puchos, los ingleses y todos.
Prohibalón de una vez y listo.
psss cof

2 comentarios:

Roberto Sánchez dijo...

yo lo deje antes que se de esta fiebre antitabaco y vea que ahora me prendería un pucho en su honor caracho!!!

salud y buenos alimentos

Anónimo dijo...

si sabes que te hace mal a vos y a todos los que te rodean ,Porque no tenes la testosterona suficiente para mandarlo al carajo y para siempre. Hace un click en el cerebro y nace de nuevo. de lo contrario aislate porque no tenes derecho a mandar a los demas al horno.