Buscar este blog

martes, 14 de agosto de 2007

Problemas que conozco de memoria

En mi cuenta de yahoo tengo 705 correos recibidos y 466 enviados. Pese a esos 1171 mensajes, prácticamente el medidor de la memoria utilizada ni se mosquea. Otro tanto ocurre con Hotmail, que ha quedado clavado en un 7% de uso.
Los servidores de correo han agrandado considerablemente su capacidad de almacenaje. En la competencia por quedarse con todos nosotros, no pasa mucho tiempo sin que te den mas y mas gigas.
Digamos que la "generosidad" de estas empresas podría resultarnos beneficioso. Pero como yo no puedo dejar de buscarle el pelo al huevo, la mosca en la sopa y la quinta pata del gato, acá estoy quejándome.
Ante tamaña capacidad de almacenaje, nuestra intrínsica tendencia a la simetría nos impele a rellenar de contenido el continente. Además, empujados por las reglas de la publicidad: "si alguien necesita de tanto espacio, por qué no lo necesitaría yo". Suponiendo que los productos se adecuen a la necesidad de los usuarios y, dado que no imagino a yahoo complaciendo cualquier capricho sino mas bien moviéndose por meticulosas encuestas, la cosa debe estar brava, con hordas de poseedores de cuentas golpeando los murallones al grito de "dame mas espacio que me ahogo".
No me imagino necesitando tanta memoria, la verdad, ni que me ponga a mandar películas o discos enteros o todas las fotos sacadas con un celular a cuanto cumpleaño se me cruce o todos los libros escaneados dos veces de la biblioteca de Alejandría. O mi vida está vacía, o la memoria que necesito la llevo puesta.
Por otro lado he pensado para qué cuernos están todos esos correos en mi bandeja de entrada. Ya los leí, ya fue, me parece de chiquilla de 15 andar coleccionando cuanto papelito me dejan escrito.
Pero no me atrevería a borrarlos.
Y si nadie me quiere mandar un correo nuevo y me queda vacía para siempre? Y si descubro que nadie me quiere? Ahí sí que la memoria sin uso empezaría a carcomerme las entrañas mal.

En fin, como que el tema no da para mucho mas. Venía una comparación con la memoria de los discos rígidos, que para cuando agote el mío la compu no creo que sirva para nada, pero me parece un poquito trillado.
Así que me voy.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Despues de haber visto gran parte de tu blog me decido a escribirte ... es increible como uno se acostumbra a la queja, a las mismas injusticias de siempre que parecieran cada vez mas irritantes. Ahora, mi pregunta es: que hacemos nosotros para cambiar lo que vemos?. No creo en heroes, no creo en partidos politicos que dividen a la gente y fomentan la discriminacion. Creo en la gente que tiene ganas de vivir, de cambiar ellos mismo para aportar el famoso granito de arena, creo en el poder del grupo bien direccionado, creo en la resolucion no adversarial del conflicto, creo que juntos podemos mas la cuestion esta en que realmente querramos trabajar juntos. Pero no el querer desde la comodidad, desde el propio bienestar sino el querer desde el corazon, desde lo mas divino del humano, desde el poder que tiene para crear, desde la fuerza mas profunda de donde salen las ansias de ponernos en marcha y concretar lo dicho.
Cuantas cosas ya se han dicho y uqe poco se ha hecho. Muchas veces lo dicho a la hora de ser hecho a sido corrompido por el egoismo humano que es tan nuestro y real como el amor al otro. No busco que seamos santos busco que explotemos nuestras posibilidades como humanos (que son innumerables y divinas), busco que dejemos de ver las crisis y los conflictos como obstaculos en el camino y empecemos a verlos como oportunidades de cambio donde nos vemos obligados a mirarnos y decidir.
Si queremos cambiar la sociedad donde vivimos, si queremos parar con la discriminacion, la contaminacion, las injusticias, etc empecemos por ver como estamos en casa y empecemos a cambiar desde ahi desde lo mas pequeño y sencillo de la vida cotideana. Nadie dice que es facil, todo lo contrario, es muy dificil hay que ponerle ganas, no tenerle miedo al fracazo, amar nuestras imperfecciones tanto como nuestras perfecciones. Tal vez asi nos lleve muchos años cambiar algo en la sociedad, tal vez no estemos vivos para verlo, pero cuanto mas felices viviriamos y cuanto mas llevadera seria esta vida dificil pero hermosa.
"Ella esta en el horizonte" dice Fernando Birri "Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos mas alla. Por mucho que yo camine nunca la alcanzare. ¿Para que sirve la utopia? Para eso sirve: para caminar" Eduardo Galeano. Solo tenemos que volver a recordar o reformular nuestras utopias y disfrutar de la caminata.
Me colgue hablando demasiado, espero no haber aburrido a los que llegaron leyendo hasta aca. Sepan disculpar mis horrores de ortografia y gramatica que seguro tendre, son las 12:30 de la noche y fue un dia largo y cansador.
Besos
Sol