Ir al contenido principal

La verdad

Avant la letre (antes de lo demás, es algo así como francés) quiero agradecer especialmente a Nélida por dejarme esas notitas al paso que me quitan la "sensación-de-eco-por vacío" que me produce mi entrada qui. Y a las señoras Susana y Vanesa a las que quiero tanto por hacer lo propio.

La muestra sí, ya se terminó. Falta que vaya a descolgar mis cosas, que si no las van a terminar arrojando al incinerador. Y con razón.

Mañana estaré (pongo mañana aunque vaya a saber en qué día estás tú, oh gentil visitante) charlando con Gabriel García De Andreis por Brisas sobre el tema de Nuestra Señora del Camino. Y voy pensando en la verdad periodística, esa que es vale dentro de su cápsula profesional, independiente de lo que digan las verdades judiciales o las verdades del poder e incluso las verdades populares. Qué distinto sería todo si la gente dijese aunque sea un poquito mas de lo que realmente piensa. Porque si es todo o mucho sería un quilombo y ya nos hubiésemos extinguido como especie (aunque visto de otro modo, en una de esas el número ascendiente de homicidios sería proporcional al número creciente de procreaciones, fruto de esas verdades), pero estaría bueno un esfuerzo colectivo para salir de esta calma chicha en que nos deja la Dictadura del Acuerdismo perpetuo, los temas de Estado y las conciliaciones programáticas. El capitalismo serio que le dicen.

Me voy por las ramas, ya se. Pongo un ejemplo: la candidata a vice de Macri (Michetti) es paralítica. Pero naaaadie lo ve, naaaaadie hace alusión a la silla. Es tan correcto políticamente la integración de los discapacitados que lo que salta a la vista lo ocultamos. ¿Los disminuidos motores votarán a Macri? Es una hipótesis, pero no, cómo vas a decir algo así. Con lo de los niños abusados pasa parecido. Al "violín" de educación física lo absolvieron, ¿hubo alguna investigación seria que demuestre que además de no haber abuso hubo un plan sistemático de los padres? No, hasta acá llegamos, nos rasquemos mas en procura de la verdad a ver si la terminamos descubriendo.

En fin, como decía Nicholson en una película: "Quieren la verdad? no sabrían que hacer con la verdad"

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Nuestra señora del camino? Hermanito querido, lo que decís se aplica a TODO. Te comento, en Batan hay un preso de 75 años que mató en defensa de su hijo y otro joven, casado, 2 hijos técnico en electrónica, que mató a una mujer en un ACCIDENTE DE TRÁNSITO, está condenado a CUATRO AÑOS. Digo yo ¿No será que la justicia tiene una venda transparente ? Te lo digo porque Carrascosa, el violín y los demas, dicen que creen en ella
Un abrazo
Osvaldo
Anónimo ha dicho que…
Felicitaciones por la muestra. Me interesaría que contaras, cuando tengas ganas y tiempo, qué materiales usás para hacer los dibujos. Pensé que era con la computadora, pero luego leí en alguna de tus entradas que usabas pintura.
Cada dos o tres días paso y leo lo que escribís. Siempre. Me interesa, me entretiene y me pone a pensar. En algunos temas concuerdo totalmente con vos, en otros no (pero éste espacio no propicia la discusión) y de los temas "locales-radiales" no estoy muy al tanto, asi que me limito a informarme dentro de lo que tu discurso, a veces críptico, me permite.
Hace muchos años que no nos vemos pero, a juzgar por las fotos, el tiempo no dejó huella en la imagen que recuerdo de vos. ¡Que afortunado!
Salud y gozo, GabyF
Anónimo ha dicho que…
Querido Jorge: què bueno haberte tenido en Tejedor esta mañana y luego en casabierta en el seminario de psicoanalisis implicado. Digo que si creo en las redes, creo que te vamos a tener pronto en el aire, que no pensamos seguir extrañando tu voz y tu franqueza por mucho tiempo màs. Por ahora, haberte vuelto a escuchar frente al micròfono visibilizò què raro es todo esto. Un abrazo. Gabriel Garcìa De Andreis.
JORGE KÖSTINGER ha dicho que…
Desuso replicar a los comentarios porque, no sé, dos por tres se me cruza un enano interior pudoroso y modesto. Pero acá lo amordacé y respondo. Fundamentalmente por el cúmulo de amigos y buena onda que estoy ligando.
Osvaldo: por lo que contás, seguís haciendo el laburo con los presos y los libros, además de compartir contigo lo que opinás, me pone contento que le sigan metiendo a eso.
Gaby F: Gracias por visitarme, sabés que te quiero mucho y que siempre he sentido una simpatiquísima afinidad. Estuviste en la muestra en vivo y directo???! Ruego algún cruce por msn si tus dos hermosas criaturas dejan algo de tí.
Gaby varón: Quiero agradecerte que me hayas regalado un día como este y que hayas tenido la generosidad de compartir tus espacios conmigo. Como sabés nos une la vida, las ideas, muchas cosas. Te mando un abrazo enorme.
Anónimo ha dicho que…
En breve publico alguna foto de tu intervenciòn en el seminario en el blog www.tejedorderedes.blogspot.com
pero no podìa dejar de invitarte a visitarlo, màs por la novedad (para mì) tècnica de haber incluido video (de Rovere en este caso).
Sabès como hacer para publicar archivos de sonido (se vienen los podcasts de Tejedor). Un abrazo. Gabriel Garcìa De Andreis

Entradas populares de este blog

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…

10 razones por las que enloquecimos con La Casa de Papel

EL SIGUIENTE ARTÍCULO PUEDE "SPOILEAR" UN POCO, YA QUE LO ESCRIBÍ HABIENDO VISTO LA SERIE COMPLETA. OTRO DÍA HABLAMOS DE CÓMO ESTÁ DE MAGNIFICADO ESE ASUNTO DE SPOILEAR.



Enloquecimos con La Casa de Papel, esta serie española producida para Antena3, que hace poco subiera Netflix (sólo una primera parte, a la segunda la tuvimos que buscar en los salvajes portales tipo series pepito) y que el fin de semana extralarge nos permitió ver maratónicamente.


La Casa de Papel narra como un grupo de atracadores, dirigidos desde afuera por un Profesor genio que lo previó (casi) todo, se adueña de la casa de la moneda española dentro de la cual se pone a imprimir sus propios euros, ganando tiempo con una serie de ardides a cuál más ingenioso, destinados todos a que de afuera crean que se trata de un simple asalto con rehenes para llevarse la plata que ya estaba. Hay más, el Profesor se enamora de la policía mediadora, con lo que casi se pudre toda la operación, pero al final no, etc. Vayan …

Hippies del orto

Proliferan. Están por todos lados. De cada grupo adonde manifiesto mi preocupación, salta un nuevo miembro, uno que me dice "bueno, yo también".
Son los neo-hippies (así los denominé yo mismo en un post; en este mismo). Personas de clase media que trafican "data" acerca de los maquiavélicos planes del sistema, y se van convenciendo de que hay ciertas formas de escapar. Van del veganismo a Linux, de la permacultura a no vacunar a sus hijos.

Pongamos algo en claro: a excepción del necio rechazo a la ciencia médica, muchos de sus planteos me parecen, en cierta medida, casi razonables.
Es cierto que el sistema-mundo-capitalista-opresor nos hace cosas malas. También es cierto que parte de esas maldades se corresponden al avance natural de nuestras formas de organización y de producción.

Porque que el hombre avance es natural. Antinatural sería que un cocodrilo haya diseñado facebook.

Elevan a la naturaleza a un grado mítico.

Ah, la madre naturaleza. Bien dijo en Los Si…