Ir al contenido principal

Receta: Hoy Bolas Rellenas


El Plato consiste sencillamente en rellenar las bolas con distintas cosas.
Bolas llenas: de tanta pavada mediatizada y persona a persona
Bolas llenas: de los discursos progres que nadie se encarga de desarmar
Bolas llenas: de que la ciudad no resuelva ni remotamente sus problemas de fondo y sin
embargo reine una calma propia de la ciudad ideal
Bolas llenas: de los que estacionan en doble fila en las puertas de los colegios
Bolas llenas: de que en las radios pasen a cualquier hora el mismo discurso y la misma música
Bolas llenas: de que nos mientan con el índice de inflación, siendo que todos podemos
comprobar la verdad comprando dos pavadas.
Bolas llenas: de que se llenen la boca con la cultura mientras el cine está a diez mangos
Bolas llenas: de los sindicalistas que "hacen como que" protestan, mientras se sientan a la mesa
Bolas llenas: de los colectivos de Mar del PlataBolas llenas: de Kirchner, de Katz, de todos los demás que parecen fantasmas....

En fin, un plato fácil y multifacético. Se aceptan mas rellenos.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Querido amigo. Delicado y atento gourmet de la realidad. Me permito intrusar este tu espacio culinario, para intentar un aporte constructivo al sabio y exquisito bocado, nombrado por ti “Bolas rellenas”.
Has de saber que según antiguos escritos referidos al buen trato del paladar, por mí consultados, la especialidad de marras hubo de ser denominado desde tiempos inmemoriales como “bolas al plato “. Entre otras presentaciones, no consignadas por ti, se puede uno encontrar con las inefables “bolas ahumadas” tras un breve estadío en inmediaciones del ancestral monasterio Escolasticus 44, cuya atmósfera circundante nos permitirá descubrir esta delicia.
Las “bolas chatas” son simple variedad de las “bolas al plato”, pero no por ello menos interesantes. Son el resultado inmediato de una incierta espera, de algún impuntual transporte, sentados en alguna ignota vereda. Obviamente, las “bolas chatas” por esta época, se degustan frías.
Es digno de resaltar que una mínima variación en las condiciones de traslado de las “bolas chatas” son el génesis de una popular especialidad de estas tierras: “los huevos revueltos”. Solo es necesario esperar el violento pasaje por encima de sucesivos lomos de burro a bordo del ansiado transporte. Pero no es un bocadillo prominente ya que de inmediato deriva en el ya mencionado “bolas infladas”.
Para ir terminando, y no por que el tema se haya agotado, haré mención de la menos pretendida de las variables de “bolas…” Es la que son capaces de elucubrar funcionarios explicando deserciones de sus partidos políticos en busca de un lugar con los mandamases de turno, o cuando quieren justificar vergonzantes votaciones para condonar deudas a empresarios rapaces. O cuando mienten descaradamente que las inundaciones no son tales, que los centros de salud son eficientes y bien provistos, cuando explican que los basurales incendiados no son nocivos ni están incendiados, y que todo se reduce a la exageración de unos pocos activistas. Esta caterva da origen al lamentable e indigerible “bolas tristes”.
Adiós y hasta pronto.
SERGIO (el pichón de uyuyuy)
Anónimo ha dicho que…
Bolas llenas: de dulce de leche, también llamadas "berlinesas" o "bolas de fraile". Alguna bibliografía, de nomenclatura más heterodoxa, las consigna como "suspiros de monja". Ciertos maestros pasteleros, fallidamente, reemplazan nuestro criollo manjar lácteo por la sosa y ordinaria crema pastelera.


Luis de FM

Entradas populares de este blog

CARTA ABIERTA A LA SEÑO DE JARDÍN

Querida Seño Eugenia: Te agradecimos personalmente. Pero decido escribirlo, acaso para poder expresar mejor la dimensión de este “gracias”. Todos hacemos lo nuestro. Cada quien con su ocupación, con su trabajo, hace lo mejor que puede. A veces ponemos más ganas, otras menos. Y por cierto los agradecimientos no abundan, no es más ni menos –entendemos- que la responsabilidad que nos toca. Pero a vos sí queremos decirte gracias. Porque de todos los trabajos que existen, el tuyo tiene que ver con nuestra mayor riqueza: nuestros hijos. Y cada día del año dijimos gracias. Hoy, ya en la despedida, juntamos esas gratitudes para que te las lleves, para que tengas constancia de vos misma, de lo que pudiste generar en cada una de nuestras familias. Son pequeños gestos, tal vez. Contarnos que “hoy le dolió la panza”, que “hoy no quiso hablar”, que “se siente triste”, que está contento. Pequeño reporte cotidiano de nuestros pequeños, desde alguien que pasa con ellos 4 horas de sus días. Podría minimiza…

10 razones por las que enloquecimos con La Casa de Papel

EL SIGUIENTE ARTÍCULO PUEDE "SPOILEAR" UN POCO, YA QUE LO ESCRIBÍ HABIENDO VISTO LA SERIE COMPLETA. OTRO DÍA HABLAMOS DE CÓMO ESTÁ DE MAGNIFICADO ESE ASUNTO DE SPOILEAR.



Enloquecimos con La Casa de Papel, esta serie española producida para Antena3, que hace poco subiera Netflix (sólo una primera parte, a la segunda la tuvimos que buscar en los salvajes portales tipo series pepito) y que el fin de semana extralarge nos permitió ver maratónicamente.


La Casa de Papel narra como un grupo de atracadores, dirigidos desde afuera por un Profesor genio que lo previó (casi) todo, se adueña de la casa de la moneda española dentro de la cual se pone a imprimir sus propios euros, ganando tiempo con una serie de ardides a cuál más ingenioso, destinados todos a que de afuera crean que se trata de un simple asalto con rehenes para llevarse la plata que ya estaba. Hay más, el Profesor se enamora de la policía mediadora, con lo que casi se pudre toda la operación, pero al final no, etc. Vayan …

Hippies del orto

Proliferan. Están por todos lados. De cada grupo adonde manifiesto mi preocupación, salta un nuevo miembro, uno que me dice "bueno, yo también".
Son los neo-hippies (así los denominé yo mismo en un post; en este mismo). Personas de clase media que trafican "data" acerca de los maquiavélicos planes del sistema, y se van convenciendo de que hay ciertas formas de escapar. Van del veganismo a Linux, de la permacultura a no vacunar a sus hijos.

Pongamos algo en claro: a excepción del necio rechazo a la ciencia médica, muchos de sus planteos me parecen, en cierta medida, casi razonables.
Es cierto que el sistema-mundo-capitalista-opresor nos hace cosas malas. También es cierto que parte de esas maldades se corresponden al avance natural de nuestras formas de organización y de producción.

Porque que el hombre avance es natural. Antinatural sería que un cocodrilo haya diseñado facebook.

Elevan a la naturaleza a un grado mítico.

Ah, la madre naturaleza. Bien dijo en Los Si…